LA PEQUEÑA MARÍA

Hacerle fotos a un bebé es toda una aventura. Puedes tener las fotos a la primera o esperar un buen rato hasta que se decida a posar. En esta ocasión la simpática y divertida María se comportó como una auténtica profesional. Parecía que llevaba posando toda su vida (unos pocos meses). Además, agradecer a sus padres la total colaboración a la hora de preparar todos los detalles para conseguir el resultado deseado. Por cierto, su hermano Alex no lo hizo nada mal. Al final, una bonita sesión de fotos para una familia encantadora.  

-o-

comparte en:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest11